Desde hace unos años, cada vez que comienza el curso me gusta pensar en cuáles serán las tendencias, las teorías, las palabras en definitiva, que marcarán la vanguardia en esto de la innovación educativa. Más allá del wishfull thinking (esas tendencias que nunca terminan de arrancar, por más que se repiten una y otra vez año tras año), quiero compartir con vosotros mi predicción para este año. Para facilitar el asunto me he limitado a tres cosas: herramientas, teorías y metodologías. Espero que os resulte interesante.

  1. Herramientas.

Si hablamos de herramientas, está claro que las App van a ser las estrellas del curso. Los dispositivos móviles están cada día más presentes en las aulas, y el uso de aplicaciones en las programaciones didácticas se va a generalizar. No es de extrañar que el número de artículos de blogs educativos dedicados al análisis de aplicaciones haya crecido exponencialmente en los últimos años, y sea cada vez más necesario un análisis crítico por parte de los docentes de qué Apps son útiles en nuestras aulas.

Lectura recomendada: The App Generation, Gardner, H. & Davis, K. (2013). Puedes ver un vídeo sobre el libro aquí.

  1. Teorías educativas.

En lo que a teorías educativas refiere, las distintas tendencias tienen un elemento en común, el término neuroeducación, educational neusoscience o brain based learning. Sin duda, las aportaciones de la neurociencia van a determinar las aportaciones teóricas y metodológicas más innovadoras de los próximos años. Y esto ocurrirá más cuanto más nos preguntemos qué saben los docentes acerca de cómo aprende el cerebro.

Lectura recomendada: What can cognitive neuroscience do to enhace our understanding of education and learning?, Hon Wah Lee & Chi-Hung Juan, in Journal of Neuroscience and Neuroengineering Vol 2. pp. 393-399, 2013.

  1. Metodologías.

Sin duda, la estrella de este curso va a ser el Aprendizaje Basado en Proyectos. El año pasado creció enormemente la divulgación y la formación sobre el tema, y no me extrañaría que este curso veamos cada vez más experiencias en las aulas. Si todavía no te has animado, puedes empezar viendo esta introducción al tema:


¿Y tú? ¿Cuáles crees que van a ser las tendencias educativas en tu centro este año?

¡Por fin podemos hablaros de la primera Jornada sobre el Futuro del Aprendizaje organizada por Aonia! Hemos venido trabajando con mucha ilusión en este proyecto, que queremos convertir en un espacio de referencia para la discusión acerca de la innovación educativa (y la integración de esas innovaciones en el aula).

Captura de pantalla 2014-10-15 a la(s) 14.37.51

Las Jornadas sobre el Futuro del Aprendizaje se celebrarán de forma periódica, con invitados relevantes en la temática que servirá de hilo conductor a cada una de ellas. Nuestro objetivo es facilitar el acceso a las novedades más interesantes para la innovación educativa de los centros, al tiempo que compartimos mejores prácticas, experiencias de desarrollo organizacional, soluciones de integración de IT, etc…

La primera de estas Jornadas tendrá lugar el próximo día 30 de octubre en el Colegio Antonio Machado, bajo el título de “Mi Colegio 2020”. En ella hemos invitado a tres centros escolares de la provincia de Sevilla a que compartan con los asistentes cuáles son los retos a los que se enfrentan, cómo van a afrontarlos y, sobre todo, cómo se imaginan que será su colegio dentro de 6 años. Estamos seguros de que te resultará interesante, no sólo por la calidad los ponentes, sino porque creemos que representan tres visiones diversas y relevantes respecto a la realidad de los centros escolares.

Puedes ver más información sobre los ponentes y la Jornada, e inscribirte, en el siguiente enlace. ¡Te esperamos!

Seguimos con nuestra serie de artículos sobre Competencia Digital Docente, resolviendo algunas de las dudas que más nos estamos encontrando al respecto de las distintas áreas. Hoy vamos a centrarnos en la Comunicación.

 

Sin duda, la Comunicación a través de medios digitales ha sido uno de los elementos que ha revolucionado nuestra relación con la red, y abierto posibilidades prácticamente infinitas. Los contenidos son importantes (¡qué duda cabe!), y sólo hay que ver cómo, por ejemplo, internet creció en más de 50 millones de páginas web entre 2003 y 2008. Ahora bien, si analizamos el tráfico actual de la red, es fácil darse cuenta de que los sitios que más movimiento generan son, precisamente, los que permiten y fomentan la comunicación entre usuarios, evidenciando cuál es la función predominante de la red hoy día. Puedes ver esto de forma muy clara en el gráfico The Internet in Real Time, justo aquí abajo.

Click the animation to open the full version (via http://pennystocks.la).

En el Marco General de Competencia Digital Docente, el área de Comunicación trata competencias relacionadas con comunicar en entornos digitales, compartir recursos a través de herramientas en línea, conectar y colaborar con otros a través de herramientas digitales, etc… Siguiendo con el es esquema de nuestra anterior entrada, para considerar a una persona competente en el área debería:

  • Ser capaz de seleccionar en cada momento cuál es el medio que le permitirá comunicar su mensaje de la forma más fiel.
  • Se capaz de adaptar su comunicación al interlocutor y al medio, al mensaje y eligiendo la herramienta más adecuada a sus intereses.
  • Ser capaz de compartir contenido a través de esos medios.
  • Ser capaz de contribuir a la creación de contenido empleando herramientas en línea, que impliquen la contribución a conocimiento ya existente.
  • Ser capaz de contribuir a ese conocimiento respetando e integrando las ideas de otros contribuyentes.

¿Y qué ocurre en el aula? Sin duda, la integración de herramientas de comunicación favorece, sobre todo, la apertura de la misma a experiencias de aprendizaje que involucran a terceros: familias, otros colegios, expertos, etc… El docente, de esta forma, tiene como cometido favorecer que estos intercambio se produzcan, teniendo en cuenta además:

  • Ayudar al alumno a seleccionar los medios que va a emplear, en función de las necesidades de la comunicación, el interlocutor, etc…
  • Trabajar con el alumno en la construcción de su identidad digital, que será la que le permitirá comunicarse en la red.
  • Favorecer la significatividad de las actividades en las que intervengan medios de comunicación digitales.
  • Huir de actividades donde el uso de medios de comunicación digitales sea superfluo o no significativo (p.e. que los alumnos se twiteen entre ellos por parejas mientras están en clase).
  • Diseñar actividades en las que la cocreación de contenidos por parte de los alumnos pueda verse enriquecida con el uso de herramientas de comunicación digitales.

Y tú, ¿has introducido alguna herramienta de comunicación en tu dinámica de aula? ¿Qué tal ha sido la experiencia? ¿Cuáles fueron los puntos que mejor funcionaron? ¿Y los que podrías mejorar? ¿Por qué? ¡Comparte tu experiencia con nosotros en los comentarios!

La semana pasada, y a raíz de los artículos que estamos publicando sobre Competencia Digital Docente, empezamos a recibir muchas preguntas acerca de lo que supone el documento desarrollado por el INTEF y sus contenidos. Por ese motivo, nos hemos decidido a escribir una serie de artículos sobre la temática, en los que esperamos arrojar algo de luz y compartir la forma en que enfocamos esta temática en Aonia.

En nuestros programas de formación relacionamos cada una de las parcelas en que se articula la Competencia Digital Docente con distintas etapas de la evolución de la web y la sociedad. Creemos que es una buena forma de romper el hielo, sobre todo en el área de Información, donde el paso de la web 1.0 a la web 2.0 marcó un antes y un después acerca de cómo nos aproximamos al conocimiento en la red (como ya hemos visto antes).

4069956136_d1c6aeb2f0_b

Tal como se refleja en el Marco General de Competencia Digital, el área de Información incluye competencias dirigidas a identificar, localizar, obtener, almacenar, organizar y analizar información digital, evaluando su finalidad y relevancia. Esto es, para considerar a una persona competente en el área debe:

  • Ser capaz de identificar y seleccionar cuáles son los términos fundamentales que dirigirán su búsqueda.
  • Ser capaz de utilizar elementos dirigidos a la articulación de una estrategia de búsqueda compleja.
  • Ser capaz de analizar la información localizada: contenido, fuente, valor, relevancia,…
  • Ser capaz de incluir la fuente y la información que contiene en un corpus mayor, que le permita ponerla en relación con otras fuentes y recuperar los contenidos cuando lo necesite.
  • Ser capaz de compartir su corpus con otros.

¿Qué debe hacer entonces el docente en sus clases? En relación con el área de Información, no podemos pensar en la web como un mero repositorio de artículos con mayor o menor validez (lo que hacíamos cuando íbamos a una biblioteca física), sino que debemos desarrollar en nuestros alumnos pensamiento crítico y estrategias de trabajo con las fuentes que permitan multiplicar exponencialmente el valor de los contenidos que en ella se encuentra, ayudándoles a:

  • Identificar el problema y prever cuál es la información que quiere obtener de la web.
  • Conocer cuáles son los entornos y comandos que le ayudarán a obtener información relevante.
  • Tener una estrategia clara para la evaluación de fuentes, en todos los aspectos.
  • Usar herramientas de etiquetado y sindicación que faciliten el acceso a los contenidos y ponga en valor las fuentes.
  • Compartir y poner en relación su corpus con otras fuentes y agentes, enriqueciendo los contenidos y facilitando el crecimiento del conocimiento.

Con todo esto, es importante que la formación en este área de la Competencia Digital Docente esté dirigida sobre todo a identificar cómo desarrollar las estrategias necesarias y adaptarlas a las distintas áreas de conocimiento, así como al perfil de nuestro centro y de nuestro alumnado.

Esperamos haber resuelto las dudas que algunos habíais planteado al respecto de las Competencias Digitales Docentes en el área de Información. En unos días hablaremos de Comunicación, pero mientras, si tienes cualquier duda, no dejes de compartirla en los comentarios de esta entrada.

Ayer estuvimos en el evento en el que la UNIR y Microsoft presentaban un acuerdo de colaboración, al tiempo que el INTEF ponía de largo el recién estrenado Marco Común de Competencia Digital Docente del que ya hemos hablado alguna vez (¡qué placer ver a José Cuerva y poder charlar con él!). Si bien es cierto que se discutió largo y tendido (aunque sin duda mucho menos de lo que habría sido deseable -cuestión de tiempo), desde Aonia queremos compartir algunas reflexiones alrededor de la Competencia Digital en el contexto educativo actual:

 Keep calm

  • La Competencia Digital Docente pierde valor si no se entiende en un contexto metodológico concreto. La redacción del propio Marco lo deja muy claro. Las Competencias Digitales cobran su auténtico sentido en el marco de las Competencias Clave, y su desarrollo exige de metodologías innovadoras, que tengan en cuenta los avances en neurociencias y teoría del conocimiento.

  • La Competencia Digital Docente no sirve para hacer cosas con software, sirve para diseñar experiencias de aprendizaje. Integrar las cinco áreas de desarrollo de la competencia digital en la experiencia de aprendizaje de nuestros alumnos no es utilizar apps o escribir en la nube. Más al contrario, nos sirve para facilitar experiencias de aprendizaje significativas (en el sentido de David Perkins), el aprendizaje que cuenta (learning that matters).

  • El desarrollo de la Competencia Digital Docente es un proceso permanente que exige de itinerarios personalizados. La evaluación debe ser holística y facilitar el establecimiento de unos objetivos claros con los que trabajar. La formación puntual tiene sentido sólo si está bien planificada y contempla el desarrollo profesional del formando a largo plazo.

No cabe duda de que el debate está servido (no todas las aproximaciones a la Competencia Digital Docente son iguales), y poco a poco, conforme vayan pasando los meses, podrás ir despejando tus dudas. Mientras, no dejes de leer sobre el tema y, sobre todo, mantén la calma 😉

No cabe duda de que están siendo el trending topic del curso 2014-2015. Las Competencias Digitales Docentes han llegado para quedarse (parece que esta vez sí), y se muestran cada vez más necesarias. El mundo que nos rodea está lleno de dispositivos que permiten a nuestrosalumnosacceder a contenido digital en clase y en casa (consolas, ordenadores, tablets, teléfonos inteligentes, etc.), pero ¿saben qué hacer con él? ¿cómo gestionarlo? ¿cómo manejar su identidad digital? Y tú, ¿sabes cómo sacar provecho de este nuevo entorno en tu aula?

Ante esta situación caben tres reacciones posibles:

  • Negar la mayor, mirar para otra parte y pensar en los apuntes de este curso.

  • Hacer como que la cosa no va contigo, y usar la tecnología que te es familiar para proponer alguna cosilla a tus alumnos, por cubrir el expediente.

  • Coger el toro por los cuernos y empezar a transformar YA tus unidades didácticas.

Estamos seguro de que eres del tercer tipo 😉 Y que te gustaría que todo tu claustro, todos los docentes de tu centro, fueran igual: proactivos, motivados por mejorar el aula y facilitar oportunidades de aprendizaje variadas y significativas,… Y la cuestión es que, si lo piensas, no es tan complicado… eso sí, de nada sirve ponerse a las bravas. ¿Por qué no empiezas poco a poco?

  • Evalúa tu situación. Analiza tu entorno y valora en qué medida puedes introducir tecnología en tu centro para hacer las cosas mejor y ayudar a tus alumnos y sus familias en su experiencia de aprendizaje.

  • Evalúa tus Competencias Digitales Docentes. Puedes consultar el Marco Común de Competencias Digitales Docentes o, mejor, realizar un test de evaluación como el que hemos desarrollado en Aonia.es: en apenas 20 minutos tendrás tus resultados y podrás tomar decisiones acerca de por dónde empezar a mejorarla.

  • Busca apoyo y formación. Habla con otros profesores de tu centro y crea un grupo de trabajo. Busca información y buena formación (mejor formación continua, con seguimiento y apoyo, que no cursos puntuales) que favorezca la transformación de tus prácticas.

  • Emplea las reglas de las tres ces: Comunica, comunica y comunica. En tu centro, en la red, a los alumnos, a sus familias, a las empresas de tu entorno. Necesitas crear una comunidad que apoye la transformación que defiendes. Recuerda que la educación es cosa de la tribu 😉

Si sigues estos consejos estamos seguros de que mejorarás tu labor profesional como docente y, sobre todo, la experiencia de aprendizaje de tus alumnos. Y si no te ves capaz de hacerlo tú solo, recuerda que puedes pedir apoyo 😉

¡Feliz fin de semana!

Extra: Si te animas, este fin de semana puedes leer el Informe Horizon de 2014 (en inglés), donde se detallan cuáles van a ser las tendencias (trends) educativas que, potencialmente, más impacto van a tener en las escuelas en los próximos años.

La gamificación es una estrategia al alza en las aulas de medio mundo, y en Aonia estamos debatiendo mucho últimamente al respecto… que si está muy bien y nos acerca a los alumnos, que si es una manera de distraer de lo importante, que si es una moda pasajera… Seguro que a ti te está pensando algo parecido.

En las próximas semanas vamos a dedicar algunas entradas a definir y discutir esta tendencia. Queremos ofrecer argumentos que te permitan ayudarte a decidir si merece la pena gamificar tu aula, y ver si de esta forma puedes mejorar la experiencia de aprendizaje de tus alumnos.

De momento, como aperitivo, te dejamos esta infografía, que resume rápidamente qué es la gamificación y por qué ha cobrado tanta importancia aplicada a la educación.

Gamification Infographic

Created by Knewton and Column Five Media

Una de las preguntas que más se repiten en los programas de formación de Aonia es la siguiente:

“¿Qué ha provocado que en apenas una década se haya hecho tan patente la necesidad de cambiar el modelo educativo?”

Si lo piensas un segundo, la escuela ha permanecido prácticamente inmutable durante prácticamente un siglo (de hecho podríamos decir que muchísimo más), y de repente el equilibrio se ha roto y la urgencia de modificar cómo enseñamos y cómo y qué aprenden nuestros alumnos se ha hecho tangible. Pero, ¿por qué ha ocurrido esto? ¿Por qué ahora?

school

Siemens (2006) habla en Conociendo el conocimiento de seis factores fundamentales (e indica que pueden ser más y pueden ser menos) que pueden explicar esta urgencia a partir de cambios que se han producido en la última década:

  • Hemos cambiado la manera en que nos relacionamos y consumimos medios de comunicación y productos relacionados con el conocimiento y el ocio. Hemos pasado de ser consumidores a convertirnos en prosumidores.
  • Tendemos a ser más críticos con las fuentes de conocimiento: manejamos variedad y tendemos a verificar y validar, muchas veces en formato peer-to-peer. Esto es, el elemento social es cada vez más importante.
  • La tecnología nos permite expresarnos a través de una gran variedad de plataformas y medios, y cada vez lo hacemos más.
  • Nos relacionamos de otra forma con la información, y el tiempo se relativiza: si antes tardábamos media hora en leer un periódico, ahora somos capaces de revisar 50 fuentes online en apenas 10 minutos.
  • Además, somos capaces de determinar cómo queremos recibir esa información, empleando marcadores sociales, herramientas de filtrado, etiquetas personales,…
  • Nuestro entorno está saturado de información, y cada vez es más importante aprender a gestionarla, seleccionarla y manejarse en ella. Mucho más que aprender a manejar una máquina, o una fórmula.

Sin duda, todos estos cambios tienen su origen en unos cambios tecnológicos que han provocado una transformación drástica de nuestro mundo. Por eso, para no perder la perspectiva, esta semana te recomendamos leer Inspired by technology, driven by pedagogy, un texto de la OECD orientado a mostrar cómo un enfoque sistémico de la innovación tecnológica en las escuelas, orientado por la pedagogía, puede facilitar e impulsar mejores resultados en nuestras aulas. Haz clic en la siguiente imagen para acceder a él.

Inspired by Technology, Driven by Pedagogy