018e6914-02fa-4293-879f-ab2b984a96c8_zpsi8scbj7g

Ha empezado el curso, los centros escolares se han llenado de niños y de adolescentes que harán que llegar al viernes sea toda una conquista para algunos. ¿Qué consejos me habría gustado que me dieran a mí en mi primer día de clase o qué consejos no me vendrían mal que me recordaran cada año?

1. No te tomes los conflictos con los alumnos como algo personal. La mayor parte de las veces no tendrán algo contra ti, probablemente estén irritados por cosas que han ocurrido ese día.

2. Si eres tutor, llama cuando puedas a los padres para desearles un feliz inicio de curso. Si la primera vez que los llamas lo asocian con una experiencia positiva, se acostumbrarán a coger el teléfono y a escucharte también cuando sus hijos se portan mal.

3. No esperes a mañana para sancionar las faltas graves: todos tenemos enfrentamientos con los alumnos y, muchas veces, cuando ha acabado la jornada, llegamos a la sala de profesores y estamos muy cansados para hacer llamadas para avisar de problemas que puedan surgir en el aula, pero prevenir estos problemas al principio es mucho más fácil. Para la gestión de aula, puedes ayudarte de herramientas como Puedes utilizar Class Dojo, por ejemplo.

4. Observa a tus alumnos en los recreos: cómo se relacionan, a qué juegan, etc. y habla con ellos si surge la oportunidad.

5. Intenta, en la medida de lo posible, tener tu espacio en el aula. Ayuda mucho tener carteles o pósteres con los conocimientos básicos hechos por ellos siempre ayuda.

Y, sobre todo, ¡disfruta!

 

Comentarios